Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos


Principal ] Directorio ] Documentos y comunicados ] Declaración de Principios ] Buscar ] Noti-Obreras ] Noti-CUTC ] Vínculos ]
 

¿QUÉ ES UN CONVENIO?

Un Convenio Internacional del Trabajo es un tratado internacional que debe ser ratificado para su exigibilidad. Fija las normas mínimas a observar los Estados Miembros, respecto a la materia tratada.

Conforme al artículo 19 inciso 5) de la Constitución de la OIT, los Estados Miembros tienen la obligación, dentro del plazo de un año posterior a la adopción de un Convenio, Recomendación o Protocolo por la Conferencia Internacional del Trabajo, de ser sometido a las autoridades competentes. Las normas que sean ratificadas por un Estado Miembro de la OIT tienen fuerza vinculante en derecho internacional. Al ratificar los Convenios los Estados Miembros se comprometen, formalmente, a dar cumplimiento a sus disposiciones, de hecho y de derecho, de conformidad con el inciso d) del artículo 19 de la Constitución de la OIT, donde se plantea: “si el miembro obtuviere el consentimiento de la autoridad o autoridades a quienes competa el asunto, comunicará la ratificación formal del Convenio al Director General y adoptará las medidas necesarias para hacer efectivas las disposiciones de dicho convenio”.

El Director General de la OIT al recibir las ratificaciones las registra y las comunica al Secretario General de las Naciones Unidas, además de notificarlas a los Estados Miembros de la Organización y publicarlas en el Boletín Oficial de la OIT.

Antes de que se obligatorio para el Estado que ratificó el Convenio, éste tiene que haber entrado en vigor. La práctica normal respecto a los Convenios de la OIT es prever su entrada en vigor doce meses después de la fecha en que se registró la segunda ratificación. Posteriormente, para cada miembro que lo ratifique, será obligatorio doce meses después del registro de su ratificación (algunos Convenios, especialmente marítimos, requieren un número de ratificaciones más elevado para su entrada en vigor)

Inicio de página


EL PROTOCOLO

El Protocolo es un instrumento normativo que se utiliza para la revisión parcial de un Convenio, permitiendo modificar parcialmente uno o varios de sus artículos; por tanto, este tipo de normas están sujetas a la ratificación por los Estados Miembros de la OIT. Resulta útil cuando se desea mantener intacto un Convenio base cuyas ratificaciones siguen en vigor (la ratificación del Protocolo no conlleva la denuncia del Convenio) por lo que pueden recibirse nuevas ratificaciones, paralelamente al hecho de introducirse modificaciones o completado ciertas disposiciones sobre determinados puntos. Hasta ahora no se han elaborado protocolos específicos sobre la Libertad Sindical. El Protocolo se enuncia con referencia al convenio y al número de éste. Ejemplo: Protocolo 81 de 1995 relativo al Convenio sobre inspección del trabajo, 1947.

Inicio de página


LAS RECOMENDACIONES Y LA DIALÉCTICA DE LOS CONVENIOS

Las Recomendaciones complementan a los Convenios y contienen directrices para la política nacional, orientando la función legislativa y las prácticas laborales en los países. A diferencia de los Convenios las Recomendaciones no son objeto de ratificación por parte de los Estados, por lo que no generan obligaciones de forzoso cumplimiento sobre sus contenidos.

Los Convenios pueden ser denunciados. Cada Convenio de la OIT tiene un artículo que precisa las condiciones en las cuales los Estados Miembros que lo hayan ratificado podrán denunciarlo ulteriormente, es decir, declarar que ya no desean considerarse obligados a cumplirlo. Para el efecto, deben remitirse a las cláusulas precisas de cada Convenio. En general los Convenios del número 1 al 25 pueden ser denunciados en cualquier momento, al cabo de un período inicial de 5 ó 10 años, a partir de la fecha en que el Convenio ase haya puesto en vigor.

Los Convenios del 26 y siguientes pueden ser denunciado al cabo de un período inicial de 5 años, las más de las veces 10, según se establezca en los Convenios, pero solo, por el plazo de un año, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor. Análogamente resulta posible des nuevo la denuncia, después de un período subsiguiente de 5 ó 10años, según indique el Convenio. Otros Convenios establecen que su ratificación o revisión implica la denuncia del revisado “ipso jure”; es decir, por mandato legal.

La revisión de los Convenios y las Recomendaciones es una condición importante para su actualización es un proceso permanente que se inscribe en el marco de las actividades normativas de la OIT y es imprescindible para hacer frente a los cambios sociales y económicos.

El procedimiento que conduce a la decisión de revisar un Convenio o una Recomendación se asemeja, en principio, al descrito para la elaboración de nuevas normas internacionales de trabajo. Cada Convenio tiene una Disposición que permite al Consejo de Administración presentar un informe sobre su aplicación y cumplimiento, someterlo a la Conferencia para su examen y determinar si corresponde revisarlo, completa o parcialmente.

Los Convenios que menos se han ratificado son los números 135, 151 y 154, que tienen gran importancia para el ejercicio de la representación sindical y para el fortalecimiento y desarrollo para el movimiento sindical en el sector público, respectivamente.

Inicio de página


ALGUNOS CONVENIOS

  1.- CONVENIO NO. 11 “SOBRE EL DERECHO DE ASOCIACIÓN” AGRICULTURA), 1921. RATIFICADO POR CUBA.

  2.- CONVENIO NO. 29 “RELATIVO AL TRABAJO FORZOSO”, l930

  3.- CONVENIO NO. 81”INSPECCIÓN DEL TRABAJO EN LA INDUSTRIA Y EL COMERCIO”

  4.- CONVENIO NO. 87 “SOBRE LA LIBERTAD SINDICAL Y LA PROTECCIÓN DEL DERECHO DE SINDICACIÓN”, 1948. RFATIFICADO POR CUBA

  5.- CONVENIO NO. 98 “SOBRE EL DERECHO DE SINDICALIZACIÓN Y DE NEGOCIACIÓN COLECTIVA”, 1949. RATIFICADO POR CUBA

  6.- CONVENIO 100 “IGUALDAD DE REMUNERACIÓN”, 1951

  7.- CONVENIO 105 “RELATIVO A LA ABOLICIÓN DEL TRABAJO FORZOSO”, 1957.

  8.- CONVENIO NO. 110 “CONVENIO SOBRE LAS PLANTACIONES” 1958 (DENUNCIADO EN 1970, POR TANTO, YA NO ES OBLIGATORIO) RATIFICADO POR CUBA

  9.- CONVENIO NO. 111.,- “RELATIVO A LA DISCRIMINACIÓN EN MATERIA DE EMPLEO Y OCUPACIÓN”, 1958.

10.- CONVENIO NO. 129 “INSPECCIÓN DEL TRABAJO EN LA AGRICULTURA”

11.- CONVENIO NO.135 “SOBRE LOS REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES”, 1971. RATIFICADO POR CUBA. RECOMENDACIÓN 143.

11.- CONVENIO NO. 138 “RELATIVO A LA EDAD MÍNIMA DE ADMISIÓN DE EMPLEO”

12.- CONVENIO NO. 141 “SOBRE LA ORGANIZACIÓN DE TRABAJADORES RURALES”, 1975. RECOMENDACIÓN 149. RATIFICADO POR CUBA.

13.- CONVENIO N O. 144 “CONSULTAS TRIPARTITAS PARA PROMOVER LA APLICACIÓN DE LAS NORMAS INTERNACIONALES DEL TRABAJO”

14.- CONVENIO NO. 150.- “SOBRE LA ADMINISTRACICÓN DEL TRABAJO”, 1978.

15.- CONVENIO NO.151 “SOBRE LAS RELACIONES DE TRABAJO EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA”, 1978. RECOMENDACIÓN 159. RATIFICADO POR CUBA.

16.- CONVENIO NO. 154 “SOBRE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA”, 1981. RECOMENDACIÓN 163. NO RATIFICADO POR CUBA.

17.- CONVENIO NO. 182.”SOBRE LAS PEORES FORMAS DEL TRABAJO INFANTIL”, 1999.

Inicio de página


CONVENIO NO. 87 “SOBRE LA LIBERTAD SINDICAL Y LA PROTECCIÓN DEL DERECHO DE SINDICACIÓN”, 1948. RFATIFICADO POR CUBA

ARTÍCULO 1.- Todo miembro de la Organización del Trabajo para el cual esté en vigor el presente Convenio se obliga a poner en práctica las disposiciones siguientes.

ARTÍCULO 2.- Los trabajadores y los empleadores, sin ninguna distinción y sin autorización previa, tienen el derecho de constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a estas organizaciones, con la sola condición de observar los estatutos de los mismos.

ARTÍCULO 3.-
l.- Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho de redactar sus estatutos y reglamentos administrativos, el de elegir libremente sus representantes, y de organizar su administración y sus actividades y el de formular sus programa de acción.
2.- Las autoridades públicas deberán de abstenerse de toda intervención que tienda a limitar este derecho o a entorpecer su ejercicio legal.

ARTÍCULO 4.- Las organizaciones de trabajadores y de empleadores no están sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa.

ARTÍCULO 5.- Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho de constituir federaciones y confederaciones, así como el de afiliarse a las mismas y toda organización, federación o confederación tienen el derecho de afiliarse a organizaciones internacionales de trabajadores y de empleadores.

ARTÍCULO 6.-. Las disposiciones de los artículos 2, 3 y 4 de este Convenio se aplican a las federaciones y confederaciones de organizaciones de trabajadores y empleadores.

ARTÍCULO 7.- La adquisición de la personalidad jurídica por las organizaciones de trabajadores y de empleadores, sus federaciones y confederaciones no puede estar sujeta a condiciones cuya naturaleza limite la a0plicación de las disposiciones de los artículos 2, 3 y 4 de este Convenio.

ARTÍCULO 8.-
l.- Al ejercer los derechos que se reconocen en el presente Convenio, los trabajadores, los empleadores y sus organizaciones respectivas están obligados, lo mismo que las demás personas o las colectividades organizadas, a respetar la legalidad.
2.- La legislación nacional no menoscabará ni será aplicada de suerte que menoscabe las garantías previstas en el presente Convenio.

ARTÍCULO 9.-
l.- La legislación nacional deberá determinar hasta qué punto se aplicarán a las fuerzas armadas y a la policía las garantías previstas por el presente Convenio.
2.- De conformidad con los principios establecidos en el párrafo 8 del artículo 19 de la Constitución de la Organización Internacional del >Trabajo, la ratificación de este Convenio por un Miembro no deberá considerarse que menoscabe en modo alguno las leyes, sentencias, costumbres o acuerdos ya existentes que concedan a los m miembros de las fuerzas armadas y de la policía garantías prescritas por el presente Convenio.

ARTÍCULO 10.- En el presente Convenio el término “organización” significa toda organización de trabajadores o de empleadores que tenga por objeto fomentar y defender os intereses de los trabajadores o de los empleadores.

Inicio de página


CONVENIO NO. 98 “SOBRE EL DERECHO DE SINDICALIZACIÓN Y DE NEGOCIACIÓN COLECTIVA”, 1949. RATIFICADO POR CUBA

ARTÍCULO 1.- Los trabajadores deberán gozar de adecuada protección contra todo acto de discriminación tendiente a menoscabar la Libertas Sindical en relación con su empleo.

Dicha protección deberá ejercerse específicamente contra todo acto que tenga por objeto:

1.1.- sujetar el empleo a un trabajador a la condición de que no se afilie a un sindicato o a la de dejar de ser miembro de un sindicato.
1.2.- despedir a un trabajador o perjudicarlo en cualquier otra forma a causa de su afiliación sindical o de su participación en actividades sindicales fuera de las horas de trabajo o, con el consentimiento del empleador, durante las horas de trabajo.

ARTÍCULO 2.- Las organizaciones de trabajadores y de empleadores deberán gozar de adecuada protección contra todo acto de injerencia de unas respecto de las otras, ya se realice directamente o por medio de sus agentes o miembros, en su constitución, funcionamiento o administración.

Se consideran actos de injerencia, en el sentido del presente artículo, principalmente, las medidas que tiendan a fomentar la constitución de organizaciones de trabajadores dominadas por un empleador o una organización de empleadores, o a sostener económicamente, o en otra forma, organizaciones de trabajadores, con objeto de colocar estas organizaciones bajo el control de un empleador o de una organización de empleadores.

ARTÍCULO 3.- Deberán crearse organismos adecuados a las condiciones nacionales, cuando ello sea necesario, para garantizar el respeto al derecho de sindicación definido en los artículos precedentes.

ARTÍCULO 4.- Deberán adoptarse medidas adecuadas a las condiciones adecuadas a las condiciones nacionales, cuando ello sea necesario, para estimular y fomentar entre los empleadores y las organizaciones de empleadores, por una parte, y las organizaciones de trabajadores, por otra, el pleno desarrollo y uso de procedimientos de negociación voluntaria, con objeto de reglamentar, `por medio de contratos colectivos, las condiciones de empleo.

ARTÍCULO 5.- La legislación nacional deberá determinar el alcance de las garantías previstas en el presente Convenio en lo que se refiere a su aplicación a las fuerzas armadas y a la policía.

De acuerdo a los principios establecidos en el párrafo 8 del artículo 19 de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, la rrati8ficación de este Convenio por un Miembro no podrá considerarse que menoscabe en mofo alguno las leyes, sentencias, costumbres o acuerdos ya existentes que concedan a los miembros de las fuerzas armadas y de la policía las garantías preescritas en este Convenio.

ARTÍCULO 6.- El presente Convenio no trata de la situación de los funcionarios públicos de la administración del Estado y no deberán interpretarse, en modo alguno, en menoscabo de sus derechos o de su estatuto.

Inicio de página


CONVENIO NO. 154 “SOBRE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA”, 1981.
RECOMENDACIÓN 163. NO RATIFICADO POR CUBA

ARTÍCULO 1.- El presente Convenio se aplica  a todas las ramas de actividades económicas.

La legislación o la práctica nacionales podrán determinar hasta qué punto las garantías previstas en el presente Convenio son aplicables a las fuerzas armadas y a la policía.

 En lo que se refiere a la administración pública, la legislación o la práctica nacionales podrán fijar modalidades particulares de aplicación a este Convenio.

ARTÍCULO 2.- A los efectos del presente Convenio. La expresión “negociación colectiva” comprende todas las negociaciones que tienen lugar entre un empleador, un grupo de empleadores o una organización o varias organizaciones de empleadores, por una parte, u una organización o varias organizaciones de trabajadores, por otra, con el fin de:

a)   fijar las condiciones de trabajo y empleo, o

b)   regular las relaciones entre empo0lkeadores y trabajadores, o

c)   regular las relaciones entre empleadores o sus organizaciones y una organización o varias organizaciones de trabajadores, o lograr todos estos fines a la vez.

ARTÍCULO 3.- CUANDO LA LEY O LA PRÁCTICA NACIONALES RECONOZCAN LA EXISTENCIA DE REPRESENTANTES DE TRABAJADORES QUE RESPONDAA LOA DEFOINICIÓN DEL APARTADO B) DEL ARTÍCYULO 3 DEL Convenio relativo a los representantes de los trabajadores, 1971, la ley o la práctica nacionales podrán determinar hasta qué punto la expresión “negociación colectiva” se extiende igualmente, a los fines del presente Convenio, a las negociaciones con dichos representantes.

Cuando en virtud del párrafo 1 de este artículo la expresión “negociación colectiva” incluya igualmente negociaciones con los representantes de los trabajadores a que se refiere dicho párrafo, deberán adoptarse, si fuese necesario, medidas apropiadas para garantizar que la existencia de estos representantes no se utilice en menoscabo de la posición de las organizaciones de trabajadores interesadas.

ARTÍCULO 4.- En la medida en que no se apliquen por medio de contratos colectivos, por laudos arbitrales o por cualquier otro medio conforme a la práctica nacional, las disposiciones del presente Convenio deberán ser aplicadas por medio de la legislación nacional.

ARTÍCULO 5.- Se deberán adoptar medidas adecuadas a las condiciones nacionales para fomentar la negociación colectiva.

Las medidas a que se refiere el párrafo 1 de este artículo deberán tener por objeto que:

a)   la negociación colectiva sea posibilitada a todos los empleadores y a todas las categorías de trabajadores de las ramas de actividad a que se aplique el presente Convenio,

b)   la negociación colectiva sea progresivamente extendida a todas las meterías a que se refieren los apartados a), b) y c) del artículo 2 del presente Convenio,

c)   sea fomentado el establecimiento de reglas de procedimiento convenidas entre las organizaciones de los empleadores y las organizaciones de los trabajadores,

d)   las negociación colectiva no resulte obstaculizada por la ine43xistencia de reglas que rijan su desarrollo o la insuficiencia o el carácter impropio de tales reglas,

e)   los órganos y procedimientos de solución de los conflictos laborales estén concebidos de tal manera que contribuyan a fomentar la negociación colectiva.

ARTÍCULO 6.- Las disposiciones del presente Convenio no obstaculizarán el funcionamiento de sistemas de relación es de trabajo en los que la negociación colectiva tenga lugar en el marco de mecanismos o de instituciones de conciliación o de arbitraje, o de ambos a la vez, en, los que participen voluntariamente las partes en las negociación colectiva.

ARTÍCULO 7.- Las medidas adoptadas por las autoridades públicas para estimular y fomentar el desarrollo de la negociación colectiva deberán ser objeto de consultas previas y, cuando sea posible, de acuerdos entre las autoridades públicas y las organizaciones de empleadores y de trabajadores.

Sírvase indicar cómo se realizan las consultas previas entre las autoridades públicas u las organizaciones de empleadores u de trabajadores con respecto a las medidas tomadas por las autoridades públicas para estimular y fomentar el desarrollo de la negociación colectiva. ¿Son estas medidas objeto de acuerdos entre las autoridades públicas y las organizaciones de empleadores y de trabajadores?

ARTÍCULO 8.- Las medidas previstas con  objeto de fomentar la negociación colectiva no deberán ser concebidas o aplicadas de modo que obstaculicen la libertad de negociación colectiva.

Inicio de página


CONVENIO NO. 11 “SOBRE EL DERECHO DE ASOCIACIÓN” AGRICULTURA), 1921. RATIFICADO POR CUBA

Establece que el Estado que ratifique este Convenio han de asegurar, a las personas ocupadas en la agricultura, los mismos derechos de asociación y de coalición que los trabajadores de la industria y derogar toda disposición legislativa o de otro tipo que tenga el efecto de restringir estos derechos a los trabajadores agrícolas. Este Convenio garantiza que la igualdad entre los trabajadores del campo y la ciudad, en cuanto al ejercicio de la libertad sindical.

Inicio de página


CONVENIO NO.135 “SOBRE LOS REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES”, 1971. RATIFICADO POR CUBA.

Trata sobre la protección, facilidades y medios materiales que en la empresa deben ofrecerse a los representantes de los trabajadores, los cuales hayan de beneficiarse de una protección eficaz contra todo acto que pueda perjudicarles, incluso el despido de su condición o actividad de dirigente sindical, siempre que actúen conforme a las leyes o convenios u otros acuerdos vigentes. Igualmente, las empresas deben brindar las facilidades a los dirigentes para que puedan cumplir rápida y eficazmente sus funciones.

Inicio de página


CONVENIO NO. 141 “SOBRE LA ORGANIZACIÓN DE TRABAJADORES RURALES”, 1975. RECOMENDACIÓN 149. RATIFICADO POR CUBA

Garantiza la libertad sindical de los trabajadores rurales y fomenta su participación y organización en el desarrollo económico y social, este Convenio consagra, en forma especial, el derecho de los trabajadores rurales a organizarse libremente, ya se trate de asalariados o de personas que trabaje n por cuenta propia. En él se recogen las principales disposiciones del Convenio no. 87, añadiendo que uno de los objetivos de la política nacional de desarrollo rural debe ser el de facilitar la constitución y desarrollo organizaciones de trabajadores rurales, fuertes e independiente, de forma que les permita participar, sin discriminación, en el desarrollo económico y social.

Inicio de página


CONVENIO NO.151 “SOBRE LAS RELACIONES DE TRABAJO EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA”, 1978. RECOMENDACIÓN 159. RATIFICADO POR CUBA

Trata sobre la protección del derecho que el personal de la administración pública a organizarse y establece procedimientos `para determinar las condiciones de empleo en la administración pública, la solución de conflictos y sus derechos civiles y políticos. Este instrumento dispone que los empleados públicos gozaran de de protección adecuada contra todo acto de discriminación antisindical, protección que se ejercerá especialmente frente a actos que tengan por objeto: a) sujetar el empleo del empleado público a condición de que no se afilie a una organización sindical o deje de ser miembro de ella, b) despedir a un empleado público o perjudicarlo de cualquier otra forma a causa de su afiliación a una organización de empleados públicos o de su participación en las actividades normales de tala organización. Disponer conceder facilidades apropiadas.

Inicio de página



Ciudad de La Habana,
Enero/004

Pedro Pablo Álvarez Ramos
Secretario General
CUTC

Dra. Maybell Padilla Pérez
Directora BAJIL
CUTC 

¡POR LA UNIDAD, EL DERECHO, LA LIBERTAD Y EL BIENESTAR DE LOS TRABAJADORES!

Inicio de página

Documentos y Comunicados
Página principal
  


Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos
Carlos III 809 Apt. 10 e/Retiro y Plasencia, Ciudad de La Habana 10300, Cuba - Telef. (537) 63 2208 -  Email: secretariado@webcutc.org
 

Principal ] Directorio ] Documentos y comunicados ] Declaración de Principios ] Buscar ] Noti-Obreras ] Noti-CUTC ] Vínculos ]